Feromonas tranquilizantes para perros

Adiestramiento canino cognitivo-emocional

El adiestramiento canino cognitivo-emocional es una metodología basada en la etología, neurología y psicología canina. Está enfocada en el entendimiento del perro hacia los comandos que se le enseñan. No busca conseguir conductas como respuesta a un estímulo negativo o positivo, sino que persigue el objetivo de que el perro comprenda cuál debe ser su comportamiento. Es un método de adiestramiento que tiene muchos beneficios para la mascota, pues ayuda al dueño a mejorar su relación con su perro y a integrar el entrenamiento y la convivencia de manera natural. A continuación vamos a contarte las claves de este tipo de entrenamiento para perros.

Claves del adiestramiento canino cognitivo emocional

El adiestramiento canino cognitivo-emocional es muy diferente a los tipos de entrenamiento tradicionales que vemos con mayor frecuencia en academias y adiestradores profesionales. La mejor forma para entender de qué se trata esta metodología y diferenciarla del resto es conocer bien sus premisas que son las siguientes:

✅ Lograr un estado emocional saludable:

Este tipo de entrenamiento busca conseguir un estado emocional adecuado que permita que la relación entre el perro y su dueño sea saludable y enriquecedora. Esto es fundamental para poder lograr los objetivos que se desean con esta metodología.

✅ El establecimiento de un código de comunicación claro:

Este entrenamiento es un proceso bidireccional donde el perro y su dueño pueden comunicarse más allá de las señales y las conductas. El guía debe conocer muy bien el lenguaje corporal de la mascota para evaluar su estado durante cada sesión de adiestramiento y adaptar el trabajo a su condición.

✅ Conseguir simplicidad en el entrenamiento para el perro:

Muchas personas pueden percibir el adiestramiento canino cognitivo emocional como un proceso muy complejo debido a todos los aspectos que se toman en consideración, como el estado emocional, la relación social, la comunicación y las formas de aprendizaje. Sin embargo, es muy importante que esa complejidad no sea percibida por el perro, pues el entrenador debe diseñar un modelo de trabajo que sea simple para la mascota.

✅ Mayor planificación de las sesiones de adiestramiento:

Este tipo de adiestramiento se caracteriza por tener mucha planificación en cada sesión, ya que no se debe salir con el perro a entrenar si no se tiene bien claro el trabajo que se va a realizar. Esto es importante porque la idea es no desaprovechar el tiempo y no causar desórdenes que puedan desorientar a la mascota. Un adiestramiento sin planificación puede afectar el estado emocional del animal del perro haciéndolo sentir confuso y dañando por completo la comunicación durante la sesión.

Perros para deportistas

¿Cómo realizar un adiestramiento cognitivo emocional?

Poner en práctica el adiestramiento cognitivo emocional es posible a través de cuatro pilares que son: asumir las premisas de este tipo de entrenamiento, dividir el trabajo en etapas, aplicar protocolos para cada etapa y evaluar el progreso de manera objetiva.

1. Asumir las premisas de este entrenamiento:

Esto es lo más importante para empezar un adiestramiento canino cognitivo-emocional, pues se deben priorizar el estado emocional de la mascota y la calidad de la relación entre ella y su guía 

2. Dividir el trabajo en etapas:

Esto permite simplificar el trabajo y aprovechar los procesos generadores de aprendizaje. Se busca adaptarse al ritmo del perro y conseguir un plan de trabajo sencillo para ambas partes.

3. Aplicar una serie de protocolos a cada etapa:

Con esto se puede obtener un adiestramiento ordenado y fácil de repetir por cualquier persona, ya que es un entrenamiento que está sistematizado con protocolos que guían al que lo aplica.

4. Evaluar el progreso:

Se necesita tener evaluadores fiables que permitan saber cómo está avanzando el perro. Si no se tienen herramientas que indiquen si se han alcanzado los objetivos, el trabajo se convierte en un tanteo intuitivo del entrenador y esto no es un proceso de calidad.

Cómo acostumbrar a mi perro al collar y correa

El adiestramiento canino cognitivo-emocional es una disciplina muy interesante que está llena de beneficios para los perros y que vale mucho la pena probar. Si tú tienes un peludo en casa que has intentado entrenar de muchas maneras y has fallado, es buena idea que consideres brindarle este tipo de educación para que puedas darle una enseñanza más adaptada a su capacidad. El curso de adiestramiento canino Educanino es una excelente opción para ti, porque es un programa virtual que te muestra paso a paso cómo debes adiestrar a tu peludo para que tenga un carácter obediente y equilibrado.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *