Ansiedad en perros,

Ansiedad en perros, causas y solución definitiva

La ansiedad de los perros lamentablemente es un problema muy común en la actualidad. Un peludo con este trastorno puede mostrarse excesivamente agitado, alterado y nervioso. Si sospechas que tu amigo de cuatro patas está sufriendo de ansiedad y quieres saber cómo puedes ayudarlo, lee este artículo hasta el final para que puedas conocer las causas y soluciones definitivas de este problema.

¿Qué es la ansiedad en los perros?

La ansiedad que sufren los perros es muy similar a la que padecen los humanos, ya que se trata de un estado mental que genera emociones muy intensas, como miedo y preocupación. 

Por lo general, los perros que sufren ansiedad intentan liberarse de esa sensación con un alterado comportamiento, que suele ser dañino para la relación con sus dueños.

La ansiedad tiene tratamiento y debe aplicarse lo más pronto posible, para evitar que el problema pueda llegar a ser crónico, dando lugar a serios problemas de conducta. ¿Sospechas que tu amigo peludo está sufriendo de ansiedad? Lo mejor que puedes hacer es llevarlo con el veterinario para obtener un diagnóstico oportuno.

Ansiedad en perros,

Principales causas de la ansiedad en los perros

Es muy importante conocer la causa que está generando ansiedad en el perro para poder aplicar un tratamiento que ataque la raíz del problema. Hay muchas razones que llevan a un peludo a sufrir este trastorno. Conoce las más comunes.

Mala socialización o falta de ella:

El proceso de socialización ayuda al perro a comprender su entorno y a relacionarse correctamente con él para saber de qué manera debe reaccionar ante los diferentes estímulos. La socialización dura toda la vida, pero la etapa más importante se encuentra desde su nacimiento hasta los 3 meses. Si un perro no experimenta este proceso tiene más probabilidades de sufrir ansiedad cuando sea mayor.

Ansiedad por separación:

Los perros son animales muy sociales que necesitan ser parte de un grupo, por lo que la soledad no es algo que disfruten. Los perros que padecen de ansiedad por separación por lo general han sufrido maltrato en algún punto de su vida o han sido separados de su madre antes del tiempo recomendado. Estos factores hacen que la salud mental del perro se altere provocando una inestabilidad en las emociones y comportamientos del animal.

Soledad:

Cuando los perros pasan largas horas del día en completa soledad pueden llegar a sentir un aburrimiento extremo y si esa rutina se repite constantemente el perro puede llegar a desarrollar comportamientos obsesivos compulsivos para poder llamar la atención de sus dueños y expresar que se siente profundamente solo.

Ansiedad en perros,

Demencia senil:

Los perros ancianos pueden llegar a perder la memoria y a sufrir disfunción cognitiva. Esto hace que los perros presenten síntomas como desorientación, incontinencia, ansiedad e irritabilidad. La ansiedad qué es causada por la demencia senil es uno de los tipos más difíciles de tratar, sin embargo en la actualidad existen diferentes métodos que son muy efectivos

Cambios extremos:

Los cambios muy extremos en la vida de un perro, como las mudanzas o la llegada de una nueva mascota al hogar, pueden impactar de forma negativa en la salud mental del perro, provocando ansiedad. Lo ideal en estos casos es presentar los cambios correctamente al peludo para que él pueda tener un tiempo para asimilar todo lo que sucede.

Falta de ejercicio físico:

Cuando los perros no queman el exceso energía que tienen, buscan diferentes formas para dejar salir esa acumulación y pueden hacerlo a través de comportamientos como mordidas, ladridos, saltar, etc.

Soluciones para la ansiedad en los perros

Cuando hay ansiedad en perros lo primero que se debe hacer es identificar la causa del trastorno. Luego con ayuda de un adiestrador profesional o un etólogo canino es posible encontrar el tratamiento más adecuado.

Es importante mencionar que el tratamiento para la ansiedad no es una cosa que dure unos pocos días, ya que dependiendo de la gravedad del problema, podría durar meses y hasta años. A continuación te mostraremos las soluciones más eficaces para la ansiedad en perros.

Feromonas tranquilizantes:

Las perras liberan feromonas apaciguantes durante la lactancia, lo que tranquiliza a los cachorros y los mantiene en un estado de completo bienestar mental. Esta sustancia tiene el mismo efecto sobre perros adultos. Por eso, en la actualidad se utilizan tratamientos a base de feromonas apaciguantes para la ansiedad. Estas feromonas reducen el nivel de estrés en el animal ayudando a que su comportamiento mejore significativamente. 

Camisas comprensivas:

Estas prendas son colocadas en los perros para hacer presión en su torso, tal como si se tratara de un abrazo. Con estas camisas los perros con ansiedad se sienten más seguros y protegidos. 

Establecer rutinas saludables:

Los perros con ansiedad necesitan tener una rutina con horarios en donde estén cubiertas todas sus necesidades. Eso hará una gran diferencia en la salud mental del perro, porque tendrá tiempo para compartir con su dueño, quemar energía, comer en las horas adecuadas, dormir por un lapso de tiempo correcto y hacer sus necesidades en momentos específicos del día. 

Adiestramiento canino:

Con un plan de adiestramiento canino adecuado, la ansiedad en perros puede disminuir de forma importante, porque el animal aprenderá nuevas maneras de comunicarse con su dueño y se sentirá más seguro de sí mismo, al saber qué esperan de él sus dueños y poder cumplir con ello. En la actualidad el mejor programa que existe en Latinoamérica para educar perros de forma profesional es Educanino.

Ansiedad en perros,

¿Cómo saber si mi perro tiene ansiedad?

Puedes identificar la ansiedad en un perro analizando su comportamiento en la vida cotidiana, ya que este trastorno produce alteraciones en la conducta de los perros, como una manera de aliviar ese malestar que sienten. Mira a continuación los síntomas de un perro con ansiedad.

  • Comportamientos destructivos como romper los muebles, alfombras y otras pertenencias de sus dueños.
  • Una demanda de atención exagerada.
  • Hace sus necesidades dentro del hogar, aunque ya se le haya enseñado cómo hacerlas en el exterior.
  • Nerviosismo, temblores y ladridos exagerados.
  • Coprofagia, es decir el perro se come sus propias heces.
  • Monta la pierna de las personas o a otros perros.
  • Actitud de vigilancia todo el tiempo.
  • Músculos tensos constantemente y sin razón. 
  • El perro se muestra hiperactivo.
  • Se lame hasta hacerse heridas o lame de forma imparable objetos y superficies.
  • Tiene un comportamiento muy agresivo.
  • Se enferma con mucha frecuencia. 

Si tu perro presenta uno o más síntomas de los que se encuentran en esta lista, te recomendamos que consultes a un veterinario o a un etólogo canino, para que pueda evaluar la condición de tu amigo de cuatro patas y puedas comenzar a trabajar cuanto antes en un tratamiento adecuado para el problema de tu mascota.

Aprende más sobre la ansiedad en los perros

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *