Cómo hacer que mi perro coma despacio

Cómo hacer que mi perro coma despacio

¿Tienes un perro que come demasiado rápido? Esto puede parecer un comportamiento bastante normal, pero la verdad es que es muy perjudicial para la salud de tu mascota, por eso es importante que puedas corregirlo lo más pronto posible. Esta vez queremos explicarte lo que motiva a tu peludo a comer de esa manera y las acciones que puedes realizar para poder enseñar a tu mascota a ingerir sus alimentos más despacio.

¿Por qué razón un perro come muy rápido?

Son varias las causas que pueden hacer que un perro coma a gran velocidad. Para poder corregir este comportamiento en tu mascota tienes que conocer el motivo de su conducta, pues debes atacar la raíz del problema. En ocasiones los perros pueden comer muy rápido por estrés o ansiedad, lo cual se produce cuando el animal carece de una rutina de paseos y de un ambiente con estímulos saludables. 

Otra razón que explica este comportamiento, es cuando dos perros viven en la misma casa y cada uno come rápido para evitar que el otro perro venga y les robe su comida. También puede ocurrir que el perro simplemente es muy glotón y cuando se trata de comida no tiene ningún tipo de control.

Cualquiera que sea el caso, es necesario trabajar en ese problema para corregirlo y evitar serios problemas de salud. La ingesta rápida de comida puede provocar en los perros acumulación de gases y torsión de estómago, este último se trata de una patología letal que es de urgencia veterinaria y se produce cuando se acumula en el estómago del animal una gran cantidad de comida. 

Otro problema para la salud de la mascota que puede acarrear esta conducta es que se atragante por comer sin masticar bien los alimentos, produciendo en muchos casos vómitos.

Cómo hacer que mi perro coma despacio

¿Cómo hacer que mi perro coma despacio pero evitar problemas de salud?

Sabemos que te importa mucho la salud de tu perro, por eso queremos darte algunas medidas básicas que te ayudarán a enseñar a tu mascota a comer más despacio para evitar serias complicaciones en su salud en el futuro.

1. Dale a tu perro varias dosis de alimento en el día:

No le ofrezcas a tu perro una dosis única de alimentos en todo el día porque puedes provocar que la mayoría del tiempo no se sienta saciado y que por ello cuando le pongas la comida sienta un intenso deseo de devorar su plato rápidamente. En casos como estos debes evaluar cuál es la cantidad de alimento que tu perro debe ingerir en el día, de acuerdo a su edad y peso; esa información puedes encontrarla en el paquete de pienso de tu mascota o también puedes preguntarle al veterinario. Esa cantidad debes dividirla en dos o tres tomas exactamente iguales para dárselas a tu peludo en el transcurso del día, preferiblemente con intervalos de tiempo iguales.

2. Compra juguetes dispensadores de comida:

Hay muchas opciones de juguetes dispensadores de comida en el mercado que te permitirán que tu perro ingiera su alimento de a poco y que se entretenga un buen rato. Uno de los juguetes que más recomendamos es el Kong, porque es muy llamativo para los perros y los estimula al mismo tiempo que los enseñan a comer más despacio. Este juguete se puede llenar con comida húmeda o seca, basta con colocar el alimento dentro del juguete y dejar que el perro vaya vaciándolo poco a poco. El Kong le ofrece a las mascotas un juego muy saludable porque estimula el olfato y les proporciona relajación.

3. Trabaja en reducir los niveles de estrés de tu perro:

En ocasiones los perros pueden comer muy rápidamente por estrés. Por ejemplo, un perro que no sale a pasear con la debida frecuencia rápidamente empieza mostrar problemas de comportamiento generados por la falta de estimulación mental y ejercicio físico, esto hace que las mascotas sufran ansiedad y estrés, lo que puede verse reflejado en la conducta ansiosa de comer desesperadamente. Si crees que tu perro puede estar sufriendo de estos trastornos debes comenzar a cambiar su rutina para que lleve un estilo de vida más saludable, donde pueda realizar todo el ejercicio físico que necesite y reciba estimulación mental con frecuencia.

4. Prueba los comederos antivoracidad:

Tal vez no lo sabías, pero en el mercado puedes encontrar comederos para perros ansiosos, que no son otra cosa que cuencos que tienen relieves y diferentes formas, que impiden que el perro pueda comer todo su alimento rápidamente. La buena noticia es que estos productos son muy económicos y puedes encontrarlos con facilidad. Con el uso de estos comederos podrás acostumbrar al perro a comer de una forma más relajada.

5. Enséñale a tu perro este ejercicio de autocontrol:

  • Esconde un pedacito de comida en tu puño.
  • Lleva tu puño al nivel del rostro de tu perro y cuando él intenté mordisquear tu mano para que la abras debes negarte y mantener tu puño cerrado.
  • Cuando tu perro se canse y deje de intentar abrir tu mano, puedes abrir calmadamente el puño y entregarle la golosina como recompensa por esperar.
  • Practica este ejercicio varias veces al día y poco a poco aumenta el tiempo de espera para que tu perro comprenda la lección.

Aprende a modificar otros comportamientos incorrectos de tu perro siguiendo cada módulo del curso de adiestramiento canino Educanino, el cual ha sido desarrollado por el mejor entrenador de perros de habla hispana y ahora esta a tu alcance a través de esta página. Para ingresar solo debes dar click en cualquier botón de esta página.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *