Cómo meter a mi perro en la piscina

Cómo meter a mi perro en la piscina

ÚNETE GRATIS

Aprende cómo entrenar a tu perro en Telegram

Únete a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos para educar a tu perro
ÚNETE GRATIS

En los días muy calurosos puede parecer una excelente idea darse un refrescante chapuzón en la piscina en compañía de nuestro perro. Pero ¿Qué es lo que debemos tener en cuenta antes de sumergir a nuestro perro? Bueno aquí vamos a darle respuesta a esa duda para que puedas disfrutar con tu perro dentro del agua, pero de una forma segura.

Riesgos de sumergir a un perro en una piscina

Sumergir a tu perro en una piscina no es una decisión muy sabia y divertida después de todo. Puesto que el agua de la piscina puede causarle daño a tu mascota y eso te lo explicaremos a continuación.

1. Intoxicación por químicos:

Por lo general el agua de la piscina contiene químicos muy tóxicos qué se encuentran de forma muy concentrada cuándo se han aplicado recientemente al agua. Los fabricantes de estos productos químicos recomiendan esperar un cierto tiempo antes de qué las personas se puedan sumergir. Es importante que te informes sobre estas pautas que debes respetar con respecto a los químicos de la piscina para que puedas evitar que tu mascota sufra lesiones en la piel, ojos y en las vías respiratorias.

2. Tu perro puede sufrir quemaduras e insolación:

Si tu perro entra a la piscina y queda expuesto por mucho tiempo al sol, puede sufrir quemaduras en su piel o algo peor como lesiones precancerosas. En estos casos debes aplicarle a tu perro protector solar que tendrá la misma función que tiene sobre la piel de los humanos. Esto es especialmente importante en los perros albinos o aquellos de pelaje corto, pues son más vulnerables al sol.

ÚNETE GRATIS

Aprende cómo entrenar a tu perro en Telegram

Únete a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos para educar a tu perro
ÚNETE GRATIS

Consejos para poder meter a tu perro en la piscina

1. Siempre debe estar en compañía:

Tu perro no puede bañarse solo en la piscina porque puede ser peligroso. A veces a los perros se les hace difícil salir de la piscina por sí solos y eso puede ser un gran riesgo para que se ahoguen. Por eso es necesario que siempre estés cerca de tu perro cuando él esté dentro del agua, además es necesario que estés cerca para que puedas impedir que beba agua de la piscina.

2. La piscina debe tener escaleras internas:

Es recomendable que la piscina tenga escaleras internas para facilitar la salida del perro cada vez que lo quiera. De esta forma no será agotador para él salir al borde de la piscina.

Cómo meter a mi perro en la piscina

3. No debes obligar a tu perro a nadar:

Tu perro debe disfrutar de la experiencia por su propia voluntad y no debe sentir que se trata de un capricho de su dueño. Por eso si el perro tiene miedo, no debes forzarlo a entrar al agua, en especial si no ha sido expuesto anteriormente a esa situación.

4. Ten cuidado con las avispas:

Por lo general, en los alrededores de las piscinas siempre hay avispas y diferentes tipos de insectos. Por eso debes cuidar a tu perro para que no reciba ninguna picadura de estos animales porque puede sufrir inflamación y hasta reacciones alérgicas.

5. Una ducha después de la piscina:

Cuando tu perro salga de la piscina es importante que lo bañes con suficiente agua limpia y champú para que los químicos de la piscina no se queden en su pelaje. Con esto evitarás que tu perro pueda intoxicarse al lamer tu propio pelo. Es importante que después del baño seques muy bien las orejas del perro pues algunas razas suelen ser muy susceptibles a enfermedades en los oídos.

6. Tu perro debe estar vacunado:

Es recomendable que tu perro tenga su esquema de vacunación al día para que pueda evitar enfermedades y peligros, tanto para él como para ti. 

7. No alimentes a tu perro dentro de la piscina:

Al igual que en los humanos, en los perros comer dentro de la piscina puede provocar un corte digestivo que puede llegar a afectar su salud y ser muy peligroso. Lo mejor es que el perro no coma nada algunos minutos antes de ingresar a la piscina y tampoco cuando esté dentro de ella.

Cómo meter a mi perro en la piscina

8. Mantén la seguridad alrededor de la piscina:

Si tu perro no sabe nadar y tienes una piscina en casa, es necesario qué coloques algún tipo de vallado alrededor, para que cuando tú no estés mirando, tu perro no pueda caerse por accidente dentro de la piscina. También puedes utilizar una cubierta para piscinas qué además te servirá para mantener el agua en buena temperatura y evitar la evaporación de la misma.

9. Puedes enseñar a tu perro nadar:

Es buena idea que le enseñes a tu perro a nadar para que puedas sentirte más seguro cada vez que entre a la piscina. Podrás aprender a lograrlo con este artículo → Cómo enseñar a nada a un perro.

Cómo meter a mi perro en la piscina

Puedes aprender sobre otros temas relacionados con el bienestar de tu mascota dentro del curso Educanino que ha sido creado por el reconocido entrenador de perros y etólogo Álvaro Osorio.

ÚNETE GRATIS

Aprende cómo entrenar a tu perro en Telegram

Únete a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos para educar a tu perro
ÚNETE GRATIS

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *