Qué hacer con un perro muy inquieto

Cómo organizar las sesiones de adiestramiento canino

Entrenar a tu perro es un paso fundamental que debes dar para poder darle a tu mascota la oportunidad de tener un comportamiento equilibrado que le permita relacionarse correctamente con todos los individuos que forman parte de su entorno. El reto con el que seguramente te encontrarás al querer cumplir con este propósito, es entender cómo debes organizar las sesiones de adiestramiento canino, por eso nosotros te explicaremos detalladamente cómo lograrlo de forma profesional siguiendo los consejos que Álvaro Osorio menciona en su curso Educanino.

Selecciona un buen lugar para el adiestramiento canino

El lugar es una decisión muy importante para el adiestramiento, ya que de él depende que el perro se pueda concentrar y cumplir con los ejercicios. Este espacio debe ser tranquilo y sin ningún estímulo, algunos lugares que puedes utilizar son tu casa, tu jardín o algún terreno que esté vallado y desocupado. Sin embargo, no todo depende del lugar porque también es necesario que el perro se encuentre físicamente sano, que no haya comido recientemente y que ya haya hecho sus necesidades.

La idea es que cuando el perro haya evolucionado bastante en su obediencia en lugares privados, poco a poco se pueda practicar con él en espacios públicos y más transitados. El objetivo es captar la atención del animal incluso cuando haya estímulos muy fuertes en el lugar donde se encuentre.

Cómo educar a un perro salchicha

Cómo deben ser los períodos y sesiones de adiestramiento

Lo que recomiendan los expertos en adiestramiento canino es que las sesiones deben ser diarias para obtener buenos resultados. Pero si no se cuenta con el tiempo suficiente para entrenar diariamente se pueden dedicar entre 2 y 3 sesiones a la semana. Esto es algo que también depende del resultado que se quiera alcanzar y de la capacidad tanto física como mental del animal.

Por otra parte, es importante entender que las sesiones de adiestramiento no deben ser muy largas, lo recomendable son entre 5 y 10 minutos al día. Cada sesión debe constar de dos partes, la primera debe estar dedicada a las órdenes ya prendidas y la segunda debe ser para practicar las órdenes nuevas.

Sobre las órdenes y señales

El entrenamiento canino permite que tengas una mejor comunicación con tu perro a pesar de que no hablen el mismo idioma. Eso es posible a través de las órdenes y señales que escojas para poder pedirle a tu perro que haga una acción específica.

Por eso cuando vayas a enseñarle a tu perro un comando debes elegir una palabra que sea corta y clara al pronunciar para que tu mascota no la confunda con otros vocablos. Por ejemplo, si tu perro se llama síncope, no es recomendable que utilices la palabra siéntate, porque podría confundirse, en ese caso puedes usar “Assis” que es esa misma orden pero en francés.

Además también es una buena idea combinar la orden verbal con una señal física eso le ayudará al perro a tener el mensaje más claro y entenderá con más facilidad lo que debes hacer.

Cómo enseñar a un perro a saludar

Consejos finales sobre este tema

No utilices ningún método de adiestramiento muy complejo para el perro, pues lo mejor es que te enfoques en las técnicas sencillas y fáciles de aprender. El refuerzo positivo siempre es lo más recomendable porque consiste en premiar los buenos comportamientos de la mascota e ignorar los malos. El objetivo debe ser lograr que tu perro desarrolle buenas conductas de forma natural y no forzada.

Por nada del mundo utilices el castigo físico, pues los perros sometidos a estos maltratos tienden a desarrollar problemas de conducta muy serios así como también enfermedades físicas. Un perro estresado con un malestar físico no tendrá la misma capacidad de aprender que un perro educado positivamente.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *