Qué hacer cuando tu perro tiembla

Desensibilización sistemática en perros

Es muy común encontrar perros que han desarrollado ciertos miedos lo cual limita en muchos aspectos sus vidas. Para esos casos existe algo llamado la desensibilización sistemática, lo cual es un proceso para ayudar al perro a superar sus miedos y a poder salir de ese estado de estrés y ansiedad para tener una mejor calidad de vida. Aquí te hablaremos sobre este método para que puedas conocerlo y lo tengas presente si tu perro en algún momento llega a sufrir alguna fobia o miedo.

¿Qué es la desensibilización sistemática en los perros?

En los perros la desensibilización sistemática es una técnica qué se utiliza para modificar algunas conductas. Se trata de la presentación gradual de objetos y situaciones que causan en el perro episodios de agresividad o fobia. Dicha presentación se realiza de una forma estratégica para lograr que el perro terminé asociando eso a lo que le teme con algo muy positivo.

Este es un proceso que siempre debe hacerse de menor a mayor intensidad para no causar una experiencia de “inundación”, la cual es muy desaconsejable, porque desencadena otros problemas de conducta. Esta es una técnica que busca vencer la sensibilidad que el perro tiene hacia un estímulo específico que le causa mucho estrés y miedo.

En ese sentido, podemos decir que para que se aplique este método antes tiene que existir una sensibilidad en el perro hacia algo. Hay perros que le tienen miedo a los fuegos artificiales, otros a las personas que llevan sombrero, como también los hay los que le temen a las tormentas. En realidad son muchos los casos de miedos qué pueden ocurrir en los perros y todos se pueden vencer siguiendo el protocolo de modificación de conducta adecuado que te explicaremos enseguida.

Pasos para la desensibilización sistemática en perros

1. Preséntale eso que le asusta:

Álvaro Osorio recomienda que durante una semana debes presentarle eso que le asusta a tu perro justo antes del momento de su comida. Este es el primer paso que debes dar con la intención de que el perro comience a asociar ese estímulo con algo muy positivo cómo lo es su alimento.

2. Empieza con periodos cortos:

Puedes realizar momentos de exposición a ese miedo muy cortos que estén seguidos de cosas buenas para él. Después de cada encuentro puedes darle golosinas a tu perro para seguir tratando de crear una asociación positiva.

3. Acerca tu perro en pequeños pasos:

Acerca a tu perro a eso que le asusta dando pequeños pasos. Por ejemplo, si tu perro le tiene miedo al cortauñas, tienes que empezar mostrándoselo por momentos muy cortos y luego puedes avanzar colocando el cortauñas cerca de sus uñas, después puedes tocar las uñas de tu perro y así debes ir avanzando hasta que puedas cortar al menos una uña. Debes avanzar muy lento y dar pasos nuevos a medida que tu perro vaya aceptando el paso anterior. Esto puede tomarte varios días y lo mejor es que no apresures el proceso porque dañaras todo el trabajo y tendrás que comenzar desde cero y el segundo intento será mucho más difícil.

4. Si tu perro se asusta detente:

Si tu perro muestra miedo antes lo que estás haciendo debes retroceder un paso y espera que tu perro pueda superar esa etapa para seguir avanzando con nuevos pasos.

5. En caso de que tenga miedo a varias cosas:

En estos casos lo que debes hacer es ir trabajando un miedo a la vez y siempre utilizar un tono de voz amable y muchos premios para reforzar el avance. La paciencia será clave en este proceso.

Mi perro llora cuando ve a otros perros

Algunos conceptos que se suelen confundir

Ya te hablamos de la desensibilización sistemática en los perros y cómo puedes aplicarlo en caso de que tu mascota sufra de algún miedo o fobia. Ahora queremos informarte sobre otros métodos que existen qué son un poco parecidos al que ya te mencionamos, pero que se utilizan para propósitos diferentes y es importante que sepas diferenciarlos.

1. Habituación en perros:

Hablamos de habituación en los perros cuando no existe una sensibilidad previa. Este método se enfoca en conseguir que alguna situación o estímulo que pueda suponer un problema para el animal no produzca ninguna sensibilidad. Por ejemplo, nadie habitúa a un perro a caminar sobre la arena porque es algo qué le resulta natural, pero cuando se trata de caminar sobre diferentes superficies extrañas lo mejor será realizar antes una habituación. La habituación se trabaja con anticipación para evitar una posible reactividad o sensibilidad. Es decir, el perro no ha tenido antes un encuentro con ese objeto, estímulo situación y por eso no tiene ninguna sensibilidad o temor hacia ello.

2. El contracondicionamiento en perros:

Este es otro concepto y se utiliza en los protocolos de modificación de conductas para lograr asociar un estímulo qué se considera amenazante con un estímulo neutro o positivo. De este modo un perro con miedos puede superarlos haciendo nuevas asociaciones. Por ejemplo, un perro que le tiene miedo a las personas con sombreros, tiene una asociación de ese tipo de personas con algo amenazante; lo que se logra con este método es conseguir que el perro haga una nueva asociación para que ahora entienda que personas con sombreros significa golosinas, pues podemos hacer ejercicios en los que una persona con sombrero le entregue en varias repeticiones snacks a la mascota.

Como puedes ver cuando se trata de miedos si existen soluciones para los perros y cuando son aplicadas de la forma correcta son muy eficaces logrando devolverle el bienestar al animal que tanto necesita para poder llevar una vida saludable tanto física como emocionalmente. Aprende más sobre este y muchos otros temas de comportamiento canino en el curso Educanino.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *