Diferencias entre un etólogo y un adiestrador

Diferencias entre un etólogo y un adiestrador canino

Cuando las personas tienen un perro en su casa que presenta algún problema de comportamiento, como por ejemplo agresividad, no siempre saben a qué especialista acudir para poder recibir una solución para su mascota. ¿Contactar a un etólogo canino? ¿O a un adiestrador? Son muchas las dudas que pueden surgir en torno a una situación así y por eso aquí queremos orientarte para que conozcas la diferencia entre un etólogo y un adiestrador y puedas consultar al más adecuado para el caso de tu peludo.

¿A qué se dedica cada profesional?

Un adiestrador profesional se enfoca en enseñar al perro ejercicios para desarrollar su obediencia. Puede darle al perro una educación básica o lo más avanzada que existe, como es el caso del entrenamiento deportivo o de trabajo, como detección de narcóticos, rescate y protección.

Por su parte, el etólogo es un estudioso del comportamiento del perro, se encarga de educar a la mascota para que pueda integrarse a su entorno y tener un estilo de vida saludable. El etólogo le enseña al perro a tener un comportamiento equilibrado para que sepa qué hay escenarios en dónde puede comportarse de cierta manera y en otros no. 

¿Las diferencias que existen entre un etólogo y un adiestrador canino?

Un etólogo se enfoca en el tratamiento del comportamiento de un perro, tiene la capacidad para poder diagnosticar problemas de conducta y es experto en todo lo que tiene que ver con el lenguaje corporal del animal. Una forma más simple de explicarlo, es que esté especialistas es un psicólogo para nuestra mascota.

Lo que diferencia al etólogo del adiestrador, es que este último se dedica a entrenar a los perros para una actividad específica. El principal enfoque de este profesional es desarrollar la disciplina y la obediencia. Un adiestrador es capaz de preparar a tu perro para una competencia, para formar parte de un cuerpo de seguridad o asistir a personas con necesidades especiales. 

Un adiestrador puede convertirse en un etólogo, de hecho, Álvaro Osorio el famoso entrenador de perros también es etólogo y es el creador del curso Educanino.

Diferencias entre un etólogo y un adiestrador

Estos profesionales pueden trabajar juntos

Ahora que ya conoces las diferencias entre un ecólogo y un adiestrador, nos parece importante contarte que estos dos profesionales también se pueden dedicar a trabajar juntos en algunas ocasiones. 

Dependiendo del caso un etólogo puede dictar las pautas y un adiestrador canino puede ponerlas en práctica con el perro durante las sesiones de entrenamiento. Durante el proceso ambos profesionales supervisarán el avance de la mascota.

Si el caso que presenta el perro requiere de tratamiento farmacológico el etólogo puede indicar las dosis e irla ajustando durante el tratamiento. Esto suele ser necesario en casos como los que tienen que ver con ansiedad por separación.

Asimismo, durante el tratamiento el perro necesitará aprender formas aceptables de comportarse y para eso está el educador quién puede encargarse de lograrlo con éxito.

En la actualidad estas dos profesiones tienen tanta relación y son tan necesarias en el momento de tratar un perro con problemas de conducta, que es común ver a un adiestrador canino estudiar etología y viceversa.

https://entrenatuperro.online/blog/diferencias-entre-un-etologo-y-un-adiestrador/

¿Cuándo acudir a un etólogo y a un adiestrador canino?

Es importante que sepas en qué casos debes acudir a qué tipo de especialista. Si tu perro empieza a tener comportamientos extraños como agresividad, ladridos sin razón, hiperactividad o cualquier otro… debes asumir que existe un problema.

Si estos comportamientos aparecen de repente sin ninguna causa aparente lo mejor es que consultes a un etólogo canino para que pueda tratar el problema a mayor profundidad. Por otro lado, si tu perro siempre ha tenido ese mal comportamiento, será suficiente con que lo lleves a un adiestrador para que pueda educarlo.

Algo importante que debes tener presente es que con cualquiera de estos dos especialistas debes ser completamente sincero, es decir, debes contarles con mucho detalle todas las conductas inadecuadas que realiza el perro y en qué situaciones las repite. Cuántos más datos puedas aportarles a estos profesionales será mejor, porque con eso ellos podrán tratar a tu perro de la forma más adecuada e incluso remitir a tu peludo con el especialista más adecuado.

Aprende más sobre adiestramiento canino con nuestra colección de contenidos sobre este tema

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *