ayudar al perro a hacer sus necesidades en un solo lugar

Los secretos de la conducta con correa

Esta vez vamos a contarte los secretos de la conducta con correa para que puedas controlar el comportamiento de tu perro cada vez que lo lleves de paseo.

Lo que aquí te enseñaremos lo hemos aprendido del mejor entrenador canino de Latinoamérica, Álvaro Osorio, que con su programa Educanino nos ha abierto los ojos a un nuevo mundo de claves eficaces para moldear la conducta de los canes.

Actualmente también existe un programa titulado “Los secretos de la conducta con correa” el cual ha sido desarrollado por una reconocida adiestradora italiana llamada Cinzia Signoretti, del cual aún no manejamos muchos detalles.

Sin embargo, no queremos dejarte con la curiosidad sobre este tema tan interesante y por eso hemos construido para ti esta publicación donde recopilamos esos secretos que hemos recibido de Álvaro Osorio sobre la conducta con correa en los perros. 

Senderismo con perros

¿Qué dice Cinzia Signoretti sobre por qué el perro muerde la correa?

Cuando el perro muerde la correa es seguramente por una frustración o una incomodidad. El perro muerde la correa quizás cuando salimos de casa o quizás cuando volvemos del juego. En el caso de los cachorros ocurre porque no están acostumbrados a tener algo pegado al cuello y descargan su frustración mordiendo. Podríamos solucionar esto construyendo una trenza hecha de tela para que cuando salga el perro podamos acercarle la trenza para que la muerda y tenga donde descargar su frustración o para evitar que su cara tenga contacto con la correa que lleva puesta. También podemos utilizar golosinas para hacerle entender al perro que se trata de algo hermoso y positivo.

En los perros adultos con un carácter muy independiente lo que sucede es que no les gusta tener que tirar de la correa para poder hacer lo que ellos quieran, por eso muerden la correa como un reflejo de su incomodidad. Ante esto, tenemos que responder de inmediato en situaciones de frustración, cada vez que el perro comience a morder la correa debes darle una trenza para que la muerda con toda confianza. Si notas que la conducta es más persistente en lugares muy transitados, comienza a llevar a tu perro de paseo a lugares tranquilos y en cada salida aumenta el nivel de dificultad llevando a la mascota a lugares con cada vez más gente, esto debe ser progresivo.

Además, es recomendable usar una correa larga para que el perro tenga mayor libertad mientras se acostumbra y conforme vayan pasando los días, la correa puedes hacerla más corta de forma gradual hasta que llegue a la longitud de las correas normales. Finalmente, se puede hacer un juego para comprobar que el perro comprenda que debe dejarse controlar por la correa cuando la lleva puesta; para ello puedes pasar por zonas donde normalmente el perro se acercaría a curiosear y colócate a una distancia suficiente para que la correa le impida a la mascota llegar. El perro debe mostrarse receptivo a esa limitación.

Adiestramiento canino sobre la conducta con correa

El curso de adiestramiento canino Educanino, Álvaro Osorio nos ha revelado muchos secretos sobre la forma en cómo podemos manejar la conducta del perro a través del uso de la correa durante los paseos. A continuación te mostraremos algunos de ellos con el fin de que puedas empezar a aplicarlos desde hoy mismo en tu mascota para que puedas mejorar la calidad de las salidas que realizas con tu perro de ahora en adelante.

1. Es un error dejar que tu perro se emocione demasiado:

Cuándo realizamos ciertas acciones para hacer de la hora de paseo una celebración antes de salir de casa, hacemos que el perro se emocione demasiado, lo cual nos juega en contra para el objetivo que queremos lograr. Por eso, es necesario que cuando veamos que nuestro perro se muestra muy excitado por salir a pasear esperemos a que se calme y bajen sus emociones para al fin poder abrir la puerta y salir de casa. 

2. Se debe evitar ser incoherente en el entrenamiento con correa:

Muchas veces somos incoherentes en las órdenes que queremos enseñarle a nuestro perro. A veces podemos cometer el error de dejar que el perro tire de la correa y no le decimos nada y continuamos el paseo normalmente. Cuando en otras ocasiones sí hemos regañado a la mascota por hacer eso. En ese sentido creamos un lío en la cabeza de nuestro compañero peludo y finalmente no nos obedece por nuestra culpa, pues no hemos sido claros con las normas del paseo.

3. Ir despistados durante el paseo es un error:

Cuando paseamos a nuestro perro no podemos ir despistados o poniendo nuestra atención en cualquier otra cosa que no sea el perro. Lo ideal es concentrarse en la conducta de la mascota para poder estar atento a cualquier comportamiento inadecuado que presente. Esto es importante porque en la calle el perro aprende malos comportamientos cómo comer cualquier cosa del suelo, tirarse encima de las personas, pelear con otras mascotas, etc. Si estamos atentos a la conducta del perro podemos evitar cualquier acción de su parte corrigiéndolo en el momento para evitar que se refuercen esos malos comportamientos.

4. El perro debe sentirse cómodo y seguro cuando llevé la correa puesta:

Cuando le coloques la correa a tu perro debes ponerte a su altura evitando tener una postura amenazante para él. Es mejor que te coloques de un lado y no de frente, sin mirar fijamente a sus ojos. No lo manipules bruscamente, ni le grites, por el contrario intenta asociar ese momento con emociones positivas utilizando palabras agradables y dándole recompensas comestibles en el proceso.

5. No tires la correa con fuerza para lastimar a tu perro:

Si haces esto con frecuencia estás cometiendo un error porque el perro estará asociándote con emociones negativas y eso hará que la mascota no se sienta segura cuando esté contigo y no confíe en ti. Debes evitar esos fuertes tirones y si en algún momento llega a ser necesario que tires la correa, puedes hacerlo, pero levemente, dando dos tirones rápidos uno detrás del otro, como una forma de señal cuando el perro realmente se esté desviando de la ruta o cuando quieres evitar algún comportamiento de su parte.

6. Observa el lenguaje corporal de tu perro:

Siempre que le coloques la correa a tu perro debes observar su lenguaje para que puedas saber cuándo está tenso o inseguro. Esto es importante para que puedas identificar cuáles son los motivos de esa incomodidad en la mascota. La idea es que sepas qué situaciones son estresantes para tu perro para que puedas evitarlas mientras se acostumbra a la correa y al paseo. Si es necesario tienes que empezar desde cero cuidando de que el perro haga las asociaciones positivas que sean necesarias para que pueda sentirse tranquilo cuando usa el collar y la correa.

Cómo acostumbrar a mi perro al collar y correa

¿Cómo lograr que el perro no tire de la correa durante el paseo?

Para conseguir este objetivo debes poner en práctica el ejercicio que te explicaremos a continuación.

1. Atrae la atención de tu perro:

Puedes utilizar el juego o la comida para llamar la atención de tu perro y lograr que se mueva junto a ti. Así podrás caminar con tu mascota y retroceder atrayéndola hacia ti con alguna golosina.

2. Avanza y premia al perro:

Empieza a caminar en línea recta con tu mascota y a medida que avances dale recompensas comestibles. Si el perro logra dar algunos pasos sin adelantarse debes felicitarlo. Repite el proceso varias veces realizando pequeñas caminatas hasta que tu peludo se adapte a tu ritmo.

3. Si consigues la atención de tu perro tienes que recompensarlo:

Mientras caminas debes llamar la atención de tu perro mencionando su nombre hasta