Mi perro gruñe cuando come

Mi perro gruñe cuando come ¿Cómo solucionarlo?

Muchos perros suelen gruñir cuando están comiendo y alguien se les acerca. La situación puede empeorar si esa persona o animal intenta tocar su comida, pues en casos así podrían llegar a atacar violentamente. Si bien este comportamiento es muy común en esas mascotas, no es algo que se deba subestimar, pues en la mayoría de los casos esas acciones derivan en conductas muy agresivas. Si tienes un perro que reacciona de una manera similar a la que te acabamos de describir, definitivamente necesitas leer este post para que puedas comprender la razón y la forma en cómo puedes corregir esta conducta.

¿Por qué mi perro gruñe cuando come?

Esta es una pregunta que recibimos con mucha frecuencia de parte de los dueños de perros, por lo que aclararemos la razón de este comportamiento de forma fácil. La comida es un recurso básico para los perros, ya que sin ella podrían llegar a morirse, por eso aunque la mascota hoy en día tenga la comida a su libre disposición, cuenta con un instinto natural que le hace sentir la intensa necesidad de defender su plató. Esa es la principal razón por la que un perro gruñe cuando come.

De hecho, si te dedicas a observar a un grupo de perros cuando comen todos en el mismo momento, podrás ver que los que comen primero le gruñen al resto de los peludos para que no se acerquen a su comida. Esos otros perros podrán alimentarse solo cuándo el gruñidor concluya. En este sentido, esta conducta se debe completamente al instinto canino natural, que debe corregirse para que la mascota se adapte a su vida doméstica en donde no es necesario que realice ese tipo de acciones.

Qué hacer si mi perro ataca a otro

¿Cómo evitar que este comportamiento surja en nuestro perro?

Si has adoptado a un perro y aún no tiene este tipo de comportamientos cuando es la hora de la comida, debes tomar en cuenta las pautas que vamos a explicarte en este momento para que puedas evitarlo. Es importante que entiendas que tú eres un proveedor para tu mascota, por eso un perro que ha sido bien educado y socializado difícilmente tendrá una mala actitud contigo que eres su dueño.

Aquí entra la importancia de la socialización en la mascota, la cual comienza cuando es un recién nacido y se encuentra en la camada con sus hermanos y su madre; en esa etapa el perro aprende las primeras normas de convivencia que le servirán para el resto de su vida, por eso es muy importante no interrumpir esa etapa antes de tiempo, es decir antes de las 8 semanas.

Asimismo, cuando recibes a tu cachorro en tu hogar debes exponerlo a diferentes estímulos para que comience a socializar. Debes dejar que comparta con otras personas, otros animales, diferentes lugares y situaciones, etc. Es importante que todo este proceso lo hagas con especial cuidado porque a esa edad el perro aún no cuenta con todas sus vacunas. Si deseas aprender más sobre la socialización de tu perro y otros temas interesantes sobre educación canina, necesitas tomar un cupo dentro del curso Educanino que ha sido especialmente creado para quienes quieren crear una conducta obediente en sus peludos.

¿Qué hacer cuando el perro gruñe a la hora de comer?

Lo primero que debes saber es que nunca debes acercarte a un perro si te está advirtiendo con gruñidos que no te acerques. En estos casos funciona mejor la distracción, si tu perro está comiendo y cuando te acercas gruñe, debes cambiar el foco de atención. Eso puedes hacerlo ignorando el gruñido y yendo a buscar su correa para acercarte a él nuevamente y decirle con una actitud alegre “Vamos de paseo”. En una situación así es muy raro que un perro se resista, en ese momento debes ponerle la correa a tu mascota y felicitarlo. De esa forma puedes evitar una conducta peligrosa y hasta has reforzado otra que si te interesa, qué es que acuda a tu llamada.

En situaciones de riesgo esta técnica de distracción es muy recomendable. Puede ser muy útil en momentos en los que un perro comienza a gruñir y hay niños en el escenario o cuando se trata de un perro de gran tamaño con una conducta agresiva.

Es importante mencionar que las pautas pueden variar según el caso y por eso es muy recomendable que lleves a tu mascota con un etólogo canino para que pueda evaluar la condición de tu perro e indicar el tratamiento más adecuado para él.

Cómo controlar la agresividad de mi perro

Situaciones que refuerzan este comportamiento en el perro

  • Este es un comportamiento más habitual en perros de edad avanzada, estresados, impulsivos o que viven en un lugar donde de repente crece el número de perros.
  • Si la comida no es la misma de siempre es probable que el perro actúe de esa forma.
  • Cuando hay personas que no son de la familia en casa, el perro puede tener esa actitud porque se siente inseguro con personas extrañas.

Con esto en mente puedes evitar las situaciones desencadenantes de este comportamiento en tu perro y también puedes empezar a trabajar en remediar este problema. Lo importante es que empieces cuanto antes a atacar la situación de raíz para que no se consolide y se convierta en una conducta más peligrosa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *