Cómo evitar ladridos del perro del vecino

Mi perro ladra cuando oye a los vecinos

Los ladridos son una conducta natural en los perros que no debería representar ningún problema para la mascota y su dueño. Sin embargo, cuando esos ladridos se vuelven un comportamiento descontrolado pueden terminar siendo incómodos para todas las personas que estén cerca del animal. Por eso, si tú tienes un peludo que ladra sin parar cada vez que escucha a los vecinos, necesitas comenzar a trabajar en esa conducta para que puedas corregirla. Entendemos que una situación en la que el perro ladra exageradamente puede ser muy desesperante para ti, por eso hoy te hemos traído algunos consejos para que puedas solucionar esta conducta desde la raíz.

Conoce porque tu perro ladra cuando escucha a los vecinos

Son varias las razones por las que un perro puede ponerse a ladrar descontroladamente cuando escucha a los vecinos. Nosotros vamos a mostrarte las causas más comunes para que puedas tener una idea de lo que desencadena esta conducta en tu peludo. 

1. Ansiedad canina:

Si tu perro tiene mucha energía y no realiza la suficiente actividad física puede ponerse muy ansioso y con el sonido más mínimo puede empezar a ladrar. Hay razas que son muy enérgicas por lo que son más propensas a tener este comportamiento como los Husky siberiano y los dóberman. Si crees que este es el problema de tu perro deberías ponerlo a realizar más actividad física para resolver esa conducta.

2. Tu perro tiene algún malestar:

Si tu mascota tiene algún malestar físico porque está expuesto a mucho calor o frío, es probable que quiera ladrar cada vez que escucha a los vecinos en busca de ayuda. En estos casos lo que debes hacer es vigilar las condiciones en las que se encuentra tu perro cuando está en el exterior. Si eres de las personas que deja a tu perro fuera de la casa debes asegurarte de que tenga todo lo necesario para estar hidratado y mantenerse a una temperatura adecuada.

3. Un perro territorial:

Algunos perros son muy territoriales y este es un comportamiento natural que proviene de los lobos porque ellos quieren proteger su espacio. Sin embargo, no se le debe permitir a una mascota que exagere con esa conducta, ya que puede generar problemas como los ladridos cada vez que los vecinos hablan. En estos casos los perros pueden creer que los vecinos son potenciales invasores y por eso ladran para ahuyentarlos. Esta conducta puede ser genial si utilizas a tu perro como guardián, pero de lo contrario puede convertirse en un terrible dolor de cabeza.

4. Tu perro puede estar acostumbrado a alertar:

Si tu perro lleva mucho tiempo ladrando cada vez que escucha a tus vecinos es probable que en ese punto haya desarrollado sin querer un hábito de avisar cada vez que escucha personas cerca de la casa.

Cómo entrenar a un pastor alemán para guardia y protección

Cómo evitar que mi perro ladre cuando escuché a los vecinos

La solución que apliques para evitar que tu perro ladre al escuchar a los vecinos dependerá del origen de esa conducta. Toma en cuenta que no hay un truco inmediato que te permita eliminar esa costumbre de un día para otro. Pero con paciencia y constancia podrás cambiar poco a poco ese terrible hábito. Aquí te damos algunos consejos para que puedas lograrlo.

1. Disminuye el contacto visual entre tu perro y tus vecinos:

Con esto no queremos decir que tu perro no pueda interactuar con tus vecinos, pero si es necesario evitar el contacto entre ambas partes en caso de que ese sea el detonante de los ladridos descontrolados. Puedes bloquear las ventanas con cortinas o cambiar la reja de tu casa por una totalmente cubierta para evitar que tu perro pueda ver a los vecinos y se desespere.

2. Habla con tus vecinos acerca del caso:

Cuéntale a tus vecinos el patrón de conducta que tiene tu perro y explícales que estás trabajando para corregir ese comportamiento. Sí aclaras este punto con esas personas podrás recibir más comprensión y empatía por parte de tus vecinos. De esa forma evitarás reclamos y malas relaciones con las personas que viven al lado de tu casa. Hasta es posible que tus vecinos quieran ayudarte a educar a tu perro.

3. Construye la confianza entre tu perro y tus vecinos:

Si tus vecinos están de acuerdo, podrías planificar un encuentro para que tu perro conozca de cerca a tus vecinos y pueda familiarizarse con ellos para entender que no son una amenaza. La idea es crear un ambiente de confianza para que el perro se calme y aprenda a manejar la presencia de los vecinos.

4. Adiestra tu mascota para controlar su conducta:

Puedes entrenar a tu perro para que desarrolle su obediencia y pueda realizar ciertas órdenes cuando tú se lo pidas. En ese proceso de adiestramiento es buena idea que enseñes a tu perro a no ladrar para que puedas controlar ese impulso.

5. Ignora a tu perro cuando esté ladrando:

Esta es otra estrategia que puedes aplicar en caso de que te hayas dado cuenta que tu perro ladra a tus vecinos para obtener su atención. Si esto es lo que sucede con tu mascota debes demostrarle lo contrario y comenzar a ignorarla cuando empiece a ladrar a los vecinos y tú estés presente

Cómo evitar ladridos del perro del vecino

Tu mascota necesita recibir un buen programa de adiestramiento para sacar a relucir lo mejor de sí mismo al desarrollar su obediencia y equilibrio emocional. Por eso te recomendamos seguir aprendido sobre este y muchos otros temas de comportamiento perruno dentro del curso Educanino que ha sido creado especialmente para personas como tú que aman a su amigo peludo y quieren brindarle el mayor bienestar posible. Ingresa hoy mismo para que obtengas un descuento exclusivo para quienes entren desde este post.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *