Jaula de entrenamiento para perros

Mi perro no quiere entrar en el transportín

Un transportín es una especie de jaula que está diseñada para que el perro pueda permanecer más cómodo en situaciones específicas. Sin embargo, por lo general la primera vez que una mascota va a usar esta herramienta se muestra un poco renuente a entrar dentro de su espacio, esto ocurre porque el peludo no está acostumbrado a ser trasladado en este tipo de contenedores. Eso puede ser un problema en diversas situaciones en las que es necesario que la mascota tenga un buen comportamiento para ingresar a una de estas jaulas; pero por fortuna es una conducta que se puede arreglar. Aquí vamos a enseñarte cómo acostumbrar a tu perro al transportín para que entre sin oponerse. 

Mira lo que necesitas para practicar este ejercicio con tu perro

✅ Por supuesto vas a necesitar un transportín adecuado para el tamaño y las necesidades de tu perro.

✅ También necesitarás una alfombra o toalla.

✅ Los premios comestibles no pueden faltar y es mejor si son húmedos.

También vas a necesitar mucha paciencia y la mejor actitud del mundo para que puedas transmitirles esa energía a tu mascota. Debes ser muy observador y asegurarte de que tu perro se la está pasando bien, ya que el ejercicio debe parecer un juego más entre ustedes. Ten en cuenta que cada perro es un mundo y por eso cada uno aprende a un ritmo diferente.

Pasos para enseñar a tu perro a entrar al transportín

Los pasos para que puedas enseñar a tu perro a entrar en el transportín son muy pocos y sencillos, pero debes de escucharlos con mucha paciencia e ir avanzando en el ejercicio de acuerdo al ritmo de aprendizaje que vaya demostrando la mascota.

1. Enséñale su lugar de paz:

Eso lo puedes hacer seleccionando un espacio de tu casa en el que puedas colocar una alfombra para que el perro pueda tumbarse en ese espacio tranquilamente para relajarse. Con el tiempo esa alfombra tendrá un mayor significado para tu perro porque la asociará con comodidad y paz. Más adelante esa asociación de tu perro podrás utilizarla para acostumbrarlo a entrar a su jaula.

Cómo preparar a mi perro para viajar en avión

2. No obligues a tu perro a entrar en la jaula:

La idea es lograr que tu perro entre voluntariamente al transportín. Esa jaula debe convertirse para tu mascota en un espacio tranquilo donde pueda descansar y refugiarse. Si vives con otras personas debes asegurarte de que todos los integrantes de la familia respeten ese lugar. Para que el perro entre voluntariamente puedes empezar metiendo dentro del transportín sus juguetes favoritos y golosinas para que él se vea motivado a explorar ese lugar que estará lleno de cosas buenas. Nunca uses el transportín como un lugar de castigo y no lo metas a la fuerza dentro de la jaula. El transportín no es un lugar en donde el perro deba permanecer 8 horas mientras tú estás fuera de casa. No aceleres el proceso y deja que tu perro vaya a su propio ritmo. Déjale la puerta abierta para que entre y salga cuando él quiera.

3. No cierres la puerta todavía:

No debes cerrar la puerta todavía, sino que debes trabajar en abrirla y cerrarla estando el perro dentro del transportín. Para ello tienes que cerrar la jaula con el perro adentro solo algunos segundos, para luego abrir la puerta rápidamente para tirar alguna golosina adentro. Debes repetir este ejercicio varias veces para que el perro se acostumbre a ver cómo se cierra y se abre la puerta sin mostrar desesperación por salir del contenedor.

4. Agrega comandos verbales:

Cuando abras la jaula y tu perro entre dentro de ella debes decir la palabra “Entra” y darle una golosina. Asimismo, cuando tu perro salga de la jaula utiliza la palabra “Sal” o cualquier otra que tú quieras. Con el tiempo tu perro entenderá lo que debes hacer cuando escuche cada una de esas palabras.

5. Acerca la alfombra al transportín:

Poco a poco debes ir acercando la alfombra al transportín hasta que termine dentro de él. Esto lo harás con el fin de agregarle a ese contenedor mayor significado, ya que la alfombra es algo familiar y cómodo para tu perro 

6. Aumenta de forma progresiva el tiempo de tu perro dentro del transportín:

Esto debes hacerlo al ritmo de aprendizaje de tu perro. A medida que tu perro se vaya mostrando cómodo con el tiempo que lo dejas dentro del transportín, puedes ir incrementando los minutos, hasta que el perro pueda permanecer en calma dentro de su jaula todo el tiempo que dura un viaje.

Pon estos pasos en práctica y muy pronto tu perro estará preparado para entrar al transportín de forma voluntaria y sin mostrar ninguna señal de nerviosismo o incomodidad. Ejecutar estas instrucciones te permitirá viajar con tranquilidad con tu perro dentro de una jaula sin preocuparte por cómo se siente tu mascota, pues ya estará acostumbrada a permanecer dentro de su contenedor calmadamente. Si quieres aprender mucho más que lograr que tu perro entre a su jaula, el mejor espacio para eso es el curso Edcuanino, donde descubrirás como trabajar el carácter y comportamiento de tu mascota para que sea obediente y con un temperamento equilibrado. Si te mueres de la curiosidad por conocer todo lo que aprenderás en este programa online dale clic al siguiente botón y vive la experiencia de aprender de la mano del adiestrador más importante de habla hispana, Álvaro Osorio.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *