Mi perro no quiere estar conmigo

Mi perro no quiere estar conmigo

¿Por qué mi perro no me quiere? Si te haces esta pregunta con preocupación, deberías analizar cada punto de esta publicación, porque te explicaremos las posibles razones de ese comportamiento en tu mascota. Antes que nada, queremos que no pienses lo peor de tu perro, pues el que no quiera compartir mucho tiempo contigo no quiere decir que no te quiera; antes de llegar a cualquier conclusión es importante que sigas las pautas que te indicaremos en este artículo, para que puedas comprender cómo puedes solucionar este problema en la relación con tu peludo.

¿Por qué mi perro no quiere estar conmigo? – Conoce las principales razones

¿Por que mi perro no quiere estar conmig? La respuesta a esta pregunta pueden ser varias. Por lo general cuando esto ocurre es porque la mascota tiene ciertos problemas de confianza por lo que puede mostrarse un poco tímido ante cualquier persona. Sin embargo, en ocasiones esta conducta se trata de un problema mayor, en especial cuando el perro es sociable con todas las personas pero menos con su dueño. A continuación te explicaremos los diferentes motivos que pueden estar llevando a tu perro a no querer estar contigo.

Mi perro no quiere estar conmigo

1. No te relacionas de la forma correcta con tu peludo:

Puede que estés cometiendo algún error en la forma en cómo te relacionas con tu perro. A tu mascota puede abrumarle que le des tanto cariño, la abraces de forma excesiva y quieras cargarla en tus brazos todo el tiempo. Por lo general los perros reciben muy bien el afectó de sus dueños. Sin embargo, los peludos a veces pueden sentirse agobiados por sus familias humanas. Es importante que entiendas que a pesar de que los perros son muy sociales, entre ellos no suelen mantener tanto contacto físico. Cuando tu perro no quiere estar contigo por esta razón él te lo demostrará a través de su lenguaje corporal con el cual te pedirá que respetes sus límites. El problema viene cuando tú no conoces sus señales y por eso insistes en darle cariño, lo que hace que tu perro empiece huir de ti.

2. Cuando un perro te acaba de conocer:

Si tu perro lleva pocos días en tu casa, es normal que aún no entré en confianza contigo porque no se ha acostumbrado a su nuevo entorno. Algunos perros pueden necesitar más tiempo para adaptarse a su nueva familia, en estos casos es importante tener paciencia y hacer sentir a gusto al perro sin agobiarlo con nuestra insistencia.

3. Cuando un perro no recibe los cuidados que necesita:

Cuando un perro no tiene su bienestar cubierto no se relaciona correctamente con su dueño. Es importante que te asegures de que tu perro tiene cubiertas sus necesidades de alimentación, de comodidad, seguridad, ejercicio físico, salud mental, etc. Cuando el perro siente que le hace falta algo de eso, se puede ver reflejado en su comportamiento y en algunas veces pueden manifestarse trastornos de conducta, por lo que el perro puede estar estresado y frustrado. Eso puede hacer que el perro se separe un poco de su dueño e incluso de todas las personas, dando la impresión de que no quiere a su familia.

4. El perro ha sufrido una vivencia negativa:

Esto puede suceder cuando el perro asocia alguna experiencia negativa a su dueño. Por ejemplo, si sacaste a tu perro a pasear y sufrió un accidente, puede que el perro llegué a pensar que lo que ha sufrido ha sido tu culpa y por eso puede llegar a temerte y alejarse. Otro ejemplo que puede ocurrir comúnmente en cualquier hogar, es que el dueño pise la pata de su perro sin querer y eso cambie el comportamiento de su mascota. Eso también puede llegar a ocurrir cuando un dueño utiliza métodos agresivos para educar a su perro y genera un gran temor en la mascota.

Mi perro no quiere estar conmigo

5. Esa conducta puede formar parte del carácter del perro:

Es necesario entender que no todos los perros son iguales y algunos son más cariñosos que otros. Si tu perro no quiere estar contigo también puede deberse a que simplemente es muy independiente y no le gusta estar todo el tiempo buscando tu afecto. Por lo general estos perros son tan seguros de sí mismos, que no necesitan que los esté cuidando, pues por el contrario sienten que ellos deben cuidarte a ti.

¿Por qué mi perro no quiere dormir conmigo?

¿Por qué mi perro se aleja de mí a la hora de dormir? Esta es una de las consultas más frecuentes alrededor de este tema. Algunas de las razones por las que un perro no quiere dormir con su dueño son las siguientes.

  • Tu perro no se siente cómodo en tu cama porque no cuenta con las características que le agradan. Puede que tu cama sea un poco dura o no le genere la sensación de comodidad que él busca. Además, puede que tu perro ya cuente con su propia cama, la cual es más adecuada para él y por eso prefieren dormir allí. 
  • Es el tipo de perro que le gusta dormir solo y esto ocurre simplemente por una cuestión de preferencias del animal. También hay perros que no les gusta dormir con otra persona que se mueve mucho durante la noche. Otra posibilidad es que dormir contigo le genere calor a tu perro sobre todo en la época de verano.
  • Puede que simplemente forme parte de su personalidad. Eso es algo que debes respetar sobre todo si el perro tiene un carácter muy independiente.
Por qué mi perro me gruñe cuando lo abrazo

¿Qué hago si mi perro no quiere estar conmigo?

Ahora que ya conocen las posibles causas por las que tu perro te puede estar esquivando, es momento de que aprendas las soluciones que puedes aplicar para una situación como esa.

1. Dale tiempo al perro para adaptarse:

Si acabas de adoptar a tu perro y sientes que aún no te acepta, debes darle su tiempo para que pueda procesar todos los cambios que esté experimentando. No fuerces ninguna situación porque el perro podría sentir miedo. Durante esa etapa, trata de ser muy amable con el perro y muéstrale el afecto de forma calmada y utiliza un tono de voz suave, muéstrale afecto de forma calmada y utiliza un tono de voz suave cuando vayas a dirigirte a él.

2. Fíjate en su lenguaje corporal:

Necesitas entender las señales de lenguaje corporal de tu perro. Eso te ayudará a darte cuenta si tu perro está triste, estresado o alegre. Además, si aprendes a identificar el estado de ánimo de tu perro sabrás cuál es el momento más indicado para interactuar con él y cuando quiere que le des su propio espacio.

Mi perro no quiere estar conmigo

3. Identifica lo que le gusta a tu perro:

Cada mascota es única y por eso cada una tiene cosas en su vida que la motivan. Hay perros que no son activos y prefieren pasar mucho rato echados. También hay perros que les encanta jugar hasta el punto de ser muy hiperactivos. Si aprendes a identificar cuáles son los gustos de tu perro podrás aprovechar esta información para mejorar la calidad de los momentos que compartes con tu mascota. Eso será clave para que la relación entre ustedes pueda mejorar.

4. Lleva tu perro al veterinario:

Si no consigues detectar la causa de que tu perro sea tan esquivo contigo y mucho menos sabes cómo solucionar la situación, lo mejor es que lleves a tu mascota al veterinario para que puedan evaluar su estado de salud y descartar cualquier dolencia o enfermedad.

5. Realiza entrenamiento canino:

Entrena a tu perro para que aprenda quien es el líder de la manada y pueda ofrecerte cuando le indiques una orden. Además, durante las sesiones de adiestramiento usa el refuerzo positivo para que puedas transmitirle a tu mascota que el tiempo que comparten juntos es algo muy positivo. Todo esto puedes aprenderlo con muchos más detalle con el curso de adiestramiento canino Educanino, con el cual aprenderás a enseñarle trucos y nuevas habilidades a tu peludo como todo un profesional.

Sigue leyendo sobre cómo mejorar el vinculo con tu perro

Cómo hablar con un perro

Cómo hablar con un perro

Si compartes tu vida con un perro seguramente más de una vez has experimentado una pequeña conversación con él. Por ejemplo, cuando le dices ¿Quieres…
Read More

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *