Mi perro se come la comida del gato

Mi perro se come la comida del gato

En los hogares en donde conviven perros y gatos es común que sucedan incidentes en donde una de las mascotas se come la comida de la otra. Tanto el canino como el minino pueden cometer este error, pero en esta oportunidad te explicaremos qué hacer cuando el can es el de la falla. Aquí te explicaremos las diferentes causas de este comportamiento y te ofreceremos soluciones muy eficaces que puedes implementar hoy mismo.

¿Por qué un perro se come la comida de su compañero gatuno?

Antes que nada debes saber que este no es un problema que deba generarte mucha preocupación, ya que si apenas el perro ha comenzado a comerse la comida del gato, seguramente esto no ha causado ningún daño en la salud del animal. Sin embargo, es importante que corrijas esta conducta lo más pronto posible porque no favorece el bienestar del perro, ya que la comida para gatos está formulada para cubrir necesidades nutricionales muy diferentes a las que tiene tu mascota perruna. Conoce las causas que pueden desencadenar este comportamiento en tu can. 

Mi perro se come la comida del gato
  • Tu perro puede comer la comida del gato al tener carencias nutricionales. Eso hace que el peludo busque una comida de mayor calidad llegando a encontrar el alimento del gato más nutritivo que su pienso. 
  • Cuando el perro no se siente saciado con su alimento porque está recibiendo cantidades inferiores a las que debería consumir, probablemente buscará por todas partes cualquier alimento con el que pueda quedar satisfecho, por lo que si la comida del gato está a su alcance no dudará en comérsela.
  • Si un perro no tiene cubiertas todas sus necesidades puede mostrar ciertos problemas de comportamiento. Esas necesidades pueden ser falta de paseos, carencia de cariño, hambre, soledad, etc.
  • Algunos problemas intestinales pueden llevar al perro a comer alimento de otro animal. Esto lo hace la mascota con intención de mejorar su digestión. En estos casos lo mejor es acudir al veterinario.
  • Puede que tu perro simplemente encuentre muy atractiva la comida del gato, ya que está todo el tiempo a su alcance y no recibe ninguna orden que le impida comérsela libremente.

Mira cómo hacer que tu perro deje de comerse la comida de tu gato

Que tu perro se coma la comida de tu gato es una situación que debes evitar; por suerte no es una tarea demasiado complicada, solo tienes que seguir al pie de la letra las indicaciones que te daremos a continuación para que puedas corregir esa conducta en tu mascota.

1. Coloca los comederos separados:

Lo ideal es que le sirvas comida a los dos animales al mismo tiempo pero en lugares separados. Puedes encerrar al gato en una habitación y no abrirla hasta que los dos animales hayan terminado de comer. Es importante que establezca un horario para las comidas y así ambos comerán de forma relajada porque saben que ninguno le robará la comida al otro.

2. Puedes colocar el comedero del gato en un lugar alto:

A los gatos les encantan las alturas y debes aprovechar eso para corregir el problema. Puedes colocar el comedero del gato en un lugar elevado para que el perro no pueda alcanzarlo. Puedes instalar una pared con un sistema de pasarelas y estanterías.

3. Práctica órdenes de obediencia con tu perro:

Para evitar que tu perro se robe la comida de tu gato puedes enseñarle el comando “Stop” el cual te servirá para impedir que tu perro se acerque al comedero de tu minino. En este caso no es necesario que se parezca a las mascotas en habitaciones diferentes para que puedan comer, ya que lo que necesitas es estar atento al momento de la comida de los animales para que puedas indicarle esta orden a tu perro. También puedes enseñarle otros trucos de obediencia para poder controlar la conducta de tu perro, eso puedes lograrlo como un profesional con el curso de adiestramiento canino Educanino, creado por el reconocido etólogo Álvaro Osorio.

Mi perro se come la comida del gato

4. Utiliza un comedero automático:

Otra buena opción para solucionar este problema es que compres un comedero automático con microchip, el cual puedes encontrar en tiendas de mascotas. Estos comederos se abren automáticamente cuando el animal se acerca, ya que funcionan con un microchip que debes colocar en el collar de la mascota. Es una excelente alternativa porque además de evitar que el perro se coma la comida del gato, también mantiene el alimento en mejores condiciones.

Si tienes un perro que se come la comida de tu gato ahora puedes comenzar a trabajar en ese problema aplicando las soluciones que te hemos presentado. Debes tener mucha paciencia y comprender que este comportamiento tiene su origen en un instinto natural que proviene de los lobos. No te rindas y sé constante con la corrección de esta conducta y muy pronto verás resultados impresionantes.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *