Por qué mi perro me gruñe cuando lo abrazo

Por qué mi perro me gruñe cuando lo abrazo

¿Tienes un perro en casa que cada vez que quieres abrazarlo para expresarle tu afecto te gruñe y hasta se aparta de ti? Sabemos cómo debes sentirte cada vez que ocurre esto, por eso nos alegra tenerte aquí en nuestra página web para que puedas entender la razón por la que tu mascota reacciona de esa manera. Nosotros te queremos dar soluciones efectivas que te permitirán poder ser cariñoso con tu peludo sin que él se sienta incómodo.

Señales de que tu perro no le gusta que lo abraces

Lo primero que debes entender es que por lo general a los perros no les gustan los abrazos o por lo menos no en la forma tan cariñosa en la que lo hacen los humanos. De hecho, gruñir no es la única forma en cómo los perros expresan que se sienten incómodos cuando los abrazan, hay muchos otros signos que te permiten darte cuenta si eso es lo que le sucede a tu perro. A continuación, te nombramos algunos.

  • Cierra los ojos.
  • Bosteza.
  • Se aparta
  • Puede dar un mordisco suave.
  • Levanta las patas de adelante.
  • Agacha las orejas.
  • Gira la cabeza hacia otro lado.
  • Desvía la mirada.

Lo más común es que cuando el perro se siente incómodo con el abrazo muestre dos o tres señales de esta lista. Por lo general un perro no expresa todos estos signos en una misma oportunidad, por eso debes ser muy observador para que puedas analizar el lenguaje corporal de tu mascota. Ante cualquiera de estas señales debes dejar de abrazar a tu mascota porque podrías llevarla a un punto de estrés peligroso en el que pueda morder o mostrarse agresiva. Por eso, es tan importante supervisar a un niño cuando juega con un perro, pues a los pequeños de la casa les gusta mucho abrazar a sus mascotas como si fueran peluches.

Por qué mi perro me gruñe cuando lo abrazo

A los perros no les gusta que los abracen porque se sienten retenidos

El psicólogo Stanley Coren y profesor de la universidad de Columbia británica en Canadá, especializado en el comportamiento canino, publicó un artículo en Psychology Today, en donde explicó que a los perros no les gusta que los abracen. Él hizo un experimento con 250 personas abrazando a sus perros y en el 82% de estos casos las mascotas mostraron algunos de los signos de incomodidad que te mencionamos en el punto anterior.

Este experto explicó que los animales tienen un instinto natural de correr o alejarse de forma rápida cuando sienten que están corriendo peligro. Por eso algunos perros actúan de esta manera cuándo sus dueños los abrazan, ya que se sienten retenidos y bloqueados. Esto mismo suele ocurrir cuando se toma a un perro entre los brazos, pues es una acción que les impide escapar.

Los perros se sienten dominados cuando los abrazan

¿Alguna vez has visto a un perro echarse encima de otro mientras están jugando o se están empezando a conocer? Seguro pensaste que se trataba de un juego simple, pero la verdad es que se trata de una situación en donde el can de arriba es el dominante.

Por esto cuando rodeas a tu perro con tus brazos, tu mascota puede entender que estás tratando de dominarla y por eso se muestra tan incómoda y con ganas de marcharse de ese lugar.

Con esto no queremos decir que a los perros no les guste el contacto con sus dueños, pues en realidad es todo lo contrario. El secreto está en la forma en cómo nos comunicamos físicamente con nuestras mascotas, ya que ellos pueden interpretarlo de forma distinta. Además también es importante tener en cuenta el momento en el que somos cariñosos con el perro; por ejemplo, cuando el peludo está comiendo no es un buen momento para rodearlo con nuestros brazos.

Por qué mi perro me gruñe cuando lo abrazo

Mira cómo abrazar a un perro sin causarle molestia

La forma de los perros de expresar cariño es diferente a la nuestra, pues ellos no se abrazan como si lo hacemos nosotros. Pero lo que sí disfrutan es recibir caricias, que les rasquen el cuello, la barriga, la barbilla y detrás de las orejas. Aquí vamos a mostrarte varias maneras en cómo puedes darle cariño tu perro sin que le resulte incómodo.

1. Todos tus gestos deben ser suaves y cuidadosos evitando cualquier movimiento brusco que pueda alterar o poner nerviosa a la mascota.

2. Colócate al lado de tu perro y no de frente o de espalda.

3. Pasa tu brazo por encima de su lomo hasta colocar tu mano en su barriga y pecho.

4. No presiones a tu perro y solo dedícate a acariciar suavemente su pelaje. Trata de no ser muy emotivo, ya que eso puede estresar a la mascota.

5. Si quieres puedes reposar tu cabeza sobre su lomo.

6. No prolongues mucho ese momento de afecto para que no agobies a tu perro.

7. Cuando se trata de perros pequeños lo mejor es que lo invites tú a él a subir a tu regazo y cuando lo haga puedes colocarle la mano sobre su costado sin apretarlo para que no lo agobies.

Ahora que ya sabes por qué tu perro gruñe cuando lo abrazas, solo necesitas poner en práctica los consejos que te hemos dado para que puedas darle cariño a tu mascota sin agobiarla ni ponerla nerviosa. Ya verás que en poco tiempo tú y tu perro tendrán una mejor relación y podrán disfrutar más de los momentos de afecto que le das. Aprende más sobre el lenguaje corporal de tu mascota con el curso Educanino y disfruta la experiencia de aprender de la mano del mejor adiestrador canino del momento todo lo que necesitas para tener una mejor relación con tu peludo.A

Aprende más cobre cómo mejora la relación con tu perro

Cómo hablar con un perro

Cómo hablar con un perro

Si compartes tu vida con un perro seguramente más de una vez has experimentado una pequeña conversación con él. Por ejemplo, cuando le dices ¿Quieres…
Read More

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *