Tengo un perro antisocial

Tengo un perro antisocial

Todos soñamos con la idea de tener un perro adorable con una personalidad súper amigable, que le caiga bien a todo el mundo; por eso, es muy decepcionante darse cuenta de que se tiene en casa a un peludo, cuya conducta es todo lo contrario. 

Si sabes de lo que te estamos hablando, es porque compartes tu vida con un perro antisocial, lo cual seguramente te tiene muy desanimado. Sabemos que lidiar diariamente con un can que tiene esta actitud puede ser un enorme dolor de cabeza. Pero no debes sentirte solo, porque esa situación es más común de lo que piensas y aquí te ayudaremos con los mejores consejos para que puedas educar a tu mascota y corregir ese comportamiento.  

¿Cómo saber si tengo un perro antisocial?

¿Crees que tienes un perro antisocial en casa? Si piensas eso es porque has notado algunas conductas indeseadas en tu peludo. Aquí queremos sacarte de la duda y por eso te mostraremos 4 comportamientos característicos de un perro antisocial.

Tengo un perro antisocial

1. Tu perro evita a las personas y a otros de su especie:

Tu perro puede tratar de esconderse cada vez que vea personas extrañas y perros con los que nunca ha interactuado. Esto puedes notarlo en situaciones en las que tu familia te visita y el perro intenta alejarse. Este es el comportamiento de un perro que cree que es el líder de la manada y como no puede controlar a todas esas personas se esconde para que otro trate con el problema. También es probable que el perro actúe de forma agresiva.

2. El perro tira de la correa:

Cuando paseas a un perro con comportamientos antisociales es probable que tire mucho de la correa o se quede quieto en un solo lugar para no colaborar con el paseo. Esta es una mascota que no ha aprendido lo que se espera de ella y como debe ser su comportamiento con otros. En otras palabras, no sabe cómo debe comportarse en sociedad.

3. Comportamiento alocado:

Tu perro puede mostrarse muy hiperactivo porque no sabe cómo controlarse frente a los estímulos de la vida cotidiana. Es una mascota que no entiende ninguna regla sobre cómo debe comportarse en situaciones sociales. Es capaz de armar un revuelo en un sitio público por correr, saltar y ladrar de manera descontrolada. A simple vista se puede decir que es un “perro loco“.

4. Invade el espacio de los demás:

Un perro antisocial no conoce cuál es su lugar en el mundo y por eso no respeta el espacio de otros animales y humanos. Por esa razón el animal se lanza encima de las personas, come la comida que no es de él, empuja y hasta se monta en lugares que no debe.

Tengo un perro antisocial

¿Qué hacer si mi perro es antisocial?

Durante la etapa de cachorro, un perro puede comenzar a mostrar conductas antisociales, como por ejemplo, morder todo lo que se encuentre y ladrar a todas las personas sin ningún motivo. A partir de los 4 meses estos comportamientos se pueden empezar a corregir. A pesar de que el veterinario siempre te dirá que no puedes sacar a la calle al peludo hasta que tenga todas sus vacunas, en el caso de perros antisociales esta norma es un poco más flexible. 

Desde que el perro llega a tu casa debes empezar a acostumbrarlo a estar con otras personas y perros, porque eso influirá de forma muy positiva en su carácter, generando una personalidad simpática en el peludo. Si tu cachorro aún no cumple los 3 meses y no tiene sus respectivas vacunas, puedes sacarlo de vez en cuando envuelto en una toalla entre tus brazos para que pueda comenzar a interactuar con el exterior. Con esto evitarás las consecuencias en su conducta que pueden surgir a causa del aislamiento del perro.

Tan pronto como el perro esté preparado para salir de casa, debes establecer un horario de paseos y cada oportunidad que tengas para interactuar con otras personas y animales, debes aprovecharla al máximo para que tu perro se acostumbre a todos esos nuevos estímulos. Con esto lograrás construir un equilibrio saludable en las emociones del perro cuando sea adulto.

Tengo un perro antisocial

¿Cómo ayudar a un perro antisocial adulto?

Si tu perro ya no es un cachorro y es antisocial necesitarás más tiempo y paciencia para solucionar el problema, pero no te preocupes de que el resultado valdrá muchísimo la pena.

Es importante que ayudes al animal a poder recuperar su equilibrio, ya que seguro se sentirá super ansioso e inestable. Para eso debes comenzar un proceso de socialización de la siguiente manera.

Debes llevar a tu perro a pasear a lugares en donde haya otros peludos, tienes que colocarle una correa y si es necesario un bozal para que pueda controlarlo en todo momento. Cuando tu perro quiera ir por su cuenta y desobedecerme, no debes tirar de la correa de forma brusca, porque con eso solo empeorará su estado de ansiedad.

Cuando otros perros se acerquen a tu mascota tienes que acariciarla para que pueda asociar de forma positiva la presencia de otros perros. El lugar que escojas para estos ejercicios debe ser seguro para que no pueda escapar tu peludo y ocurran accidentes.

Por otro lado, cuando estés en casa debes trabajar en que el perro comprenda cuál es su lugar en cada momento. No debes humanizar a tu mascota para que su ego no se eleve y crea que puede hacer lo que quiera. Enséñale órdenes con el curso de adiestramiento para perro Educanino y consigue que su actitud sea más sumisa y puedas consolidarte como el líder de la manada.

Aquí tenemos más contenidos sobre cómo corregir a perros antisociales

Consejos para quitarle el miedo a un perro maltratado

Mi perro no se deja tocar

Los perros deben acostumbrarse a ser tocados desde que son pequeños, para que no surjan problemas de conducta como miedos y desconfianza. Un perro que…
Read More

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *