Enseña a tu perro a convivir con un conejo

Enseña a tu perro a convivir con un conejo

Está puede ser una tarea difícil porque estamos hablando de 2 animales que representan roles opuestos en la naturaleza, pues el perro es un depredador y el conejo suele tener el papel de la presa. En general, tener mascotas de diferentes especies siempre representa un reto. Pero, ¿Es posible hacer qué un perro pueda convivir en armonía con un conejo? Aquí te responderemos esa duda y te daremos algunos consejos al respecto.

Principales dificultades en la convivencia entre un perro y un conejo

La primera dificultad en la convivencia entre un perro y un conejo es la naturaleza animal, ya que el conejo suele ser una presa al ser uno de los alimentos más deseados en la naturaleza por muchos depredadores. Por su parte, el perro juega un papel de depredador y eso representa un gran problema en la convivencia de estos dos animales.

Está diferencia entre ambas mascotas es algo que se puede resolver, para ello se debe trabajar en qué ambas especies olviden sus roles naturales y puedan entender que forman parte de una misma familia. Por eso es necesario una correcta presentación entre ambos animales y una conducta por tu parte con la que no muestres preferencia por ninguno de tus animales.

Enseña a tu perro a convivir con un conejo

¿Cómo presentar a un perro y un conejo?

Hay algunas razas de perros que son más amigables qué otras, lo cual podrías tomar en cuenta si el conejo es la primera mascota que llevarás a casa, pues tendrás la oportunidad de escoger un perro de la raza sussex, alemán, el Himalaya, el californiano o el habana. Cuando hayas elegido a los animales que van a vivir juntos debes presentarlos siguiendo estos consejos:

1. Busca un lugar neutral:

La presentación debe realizarse en un lugar que ninguno de los dos animales conozca. Sí lo hace en casa, dónde ya tienes al perro, él podría sentirse amenazado por qué alguien está invadiendo su territorio. Lo mejor es que dejes al conejo en un transportín y sostenga a tu perro con una correa para que puedas controlar la situación.

2. Presenta los dos animales:

Deja que el perro huela el transporte o la jaula en la que está el conejo para que puedas observar detalladamente la reacción que tienen ambos animales. Si ves que todo va bien puedes abrir lentamente la jaula sin hacer ningún movimiento brusco. Deja que ellos sean los que se muevan y no apresures el proceso. No te alejes de ellos y solo quédate allí observando. Puedes hablarles en un tono de voz suave y agradable para que puedan entender que se trata de un momento libre de tensión.

3. Vigila a los dos animales:

Deja que sean ellos quiénes vayan acercándose a su propio ritmo. El conejo puede salir corriendo y esto puede despertar el instinto depredador del perro. Por eso debes estar allí para impedir cualquier persecución. Pasa toda la tarde con ellos y si todo va bien en poco tiempo se irán acostumbrando.

4. En la casa:

Cuando lleguen a casa cada animal debe tener su propio espacio para que puedan descansar y comer. De esta forma ninguno se sentirá amenazado por el otro.

5. Evita mimar mucho a tus animales:

Durante la primera semana evita los mismos excesivos para que no despiertes celos en ninguno de los animales. Trata de que todo lo que hagas sea de forma equitativa para que ambos animales comprendan que se encuentran en el mismo nivel de la jerarquía de la manada. 

Enseña a tu perro a convivir con un conejo

Si quieres aprender otras lecciones relacionadas con el comportamiento de tu perro puedes entrar al curso Educanino que tiene un descuento especial por tiempo limitado, donde descubrirás una enorme cantidad de secretos de parte de Álvaro Osorio para que puedas brindarle una educación completa y profesional a tu mascota.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *