Cómo entrenar un cocker spaniel

Cómo corregir a un perro malcriado

Un perro malcriado es ese que hace todo lo que desea sin ningún tipo de restricción, ignora por completo cualquier corrección de sus dueños y no conoce límites, pues se siente con tantos derechos como los de un humano. Si tú tienes una mascota con un comportamiento similar, debes estar de acuerdo con nosotros, de que esto se trata de un serio problema de conducta que deteriora de forma importante la relación de la mascota con el resto de la familia. Entendemos lo difícil que es lidiar con esta situación, por eso queremos darte algunos tips que te permitirán aprender cómo corregir a un perro malcriado para conseguir una conducta más obediente por parte de tu amada mascota.

¿Cuáles son las señales de que un perro está malcriado?

Es muy común que un perro llegué a tener un carácter muy malcriado por causa de sus propios dueños, ya que estos lo tratan como si el peludo fuera un bebé humano y se niegan a darle el trato que merece un perro.

Algunas de las señales de que un perro está malcriado son molestar a las personas y a otros perros, atacarlas de forma agresiva, reaccionar negativamente ante cualquier corrección, etc. Estos comportamientos suceden porque sus dueños por lo general no tienen idea de cómo pueden establecer límites para que su mascota respete las normas.

Un perro que no ve de parte de su dueño algún intento para que su vida sea más controlada y organizada, definitivamente no tendrá ningún interés por hacer de la obediencia un estilo de vida. A pesar de esto, un perro puede cambiar dejando atrás sus malas conductas si es corregido adecuadamente, aquí te contaremos cómo lograrlo.

Juegos de olfato caseros para perros

¿En qué momento se debe corregir al perro?

A un perro malcriado se le debe corregir en el preciso momento en el que tenga un mal comportamiento. De nada sirve dedicar muchas horas al adiestramiento canino si no se hace en el momento indicado. En este sentido, uno de los errores más comunes al adiestrar perros es hacerlo en el momento que no corresponde.

Por ejemplo, si el perro está mordiendo tus pertenencias debes regañarlo justo en el momento en el que lo encuentres haciendo eso. No debe ser antes, ni después porque los perros no tienen la capacidad de relacionar lo que han hecho en un momento diferente al presente. 

Por eso, si al llegar a casa encuentras algún destrozo no debes regañarlo porque eso fue algo que hizo en el pasado y lo mejor que puedes hacer es esperar la oportunidad en la que tu perro cometa esa misma acción en un momento en el que te encuentres en casa y tengas la facilidad de corregirlo en el momento justo.

¿Cómo corregir a un perro malcriado con un “Toque” o una “Mordida”?

Vamos a explicarte en qué consiste el toque o mordida con el que puedes corregir a tu perro con gran efectividad. Esta es una técnica que deja muy buenos resultados porque es respetuosa con el bienestar del animal, ya que no es agresiva ni intimidante.

Las acciones que realizarás serán un tirón leve de la correa o una mordida con la mano. Debes acompañar estas acciones con un sonido de corrección como por ejemplo !NO¡ o “Ssssshhhhh”. 

Toque o tirón leve:

Esto se trata de un tirón leve que harás con la correa cuando tu perro esté haciendo algo incorrecto. El tirón debe ser suave y seco hacia tu cuerpo a la vez que le dices la palabra que has escogido. No es necesario que le hagas daño al perro tirando demasiado fuerte.

Mordida con la mano:

Esta es otra técnica muy eficaz que debes aplicar cada vez que tu perro esté haciendo algo incorrecto. Al igual que en el caso anterior, con esta acción también debes pronunciar la palabra de corrección que has escogido. Tienes que dar un pequeño toque con tu mano en el lomo de tu perro sin hacer daño. Se llama mordida con la mano porque con los dedos darás ese leve mordisco.

Mi perro quiere que lo acaricien todo el tiempo

¿Qué hacer cuando el perro malcriado no hace caso?

Si tu perro no reacciona a las dos técnicas que te enseñamos en el punto anterior, no debes tirar la toalla, todo lo contrario, tienes que ser persistente y repetir el ejercicio dos o más veces hasta que obedezca. 

Si tu perro aun así no obedece, debes enseñarle a sentarse y cuando lo haga debes esperar algunos segundos para que el perro se calme y se concentre. Después de eso vuelve a intentar corregir al perro cuando esté haciendo algo incorrecto. 

Si sientes que no puedes manejar la situación tú mismo y tu perro tiene una obediencia a un nivel extremo puedes considerar visitar a un etólogo canino o adiestrador profesional para que pueda ofrecerte un programa de entrenamiento adecuado a la condición de tu mascota. También puedes inscribirte en el curso de adiestramiento canino Educanino, el cual ha sido creado por el etólogo Álvaro Osorio y que es muy recomendado para estos casos, ya que te enseña a desarrollar la obediencia de tu mascota con trucos prácticos que harán que su comportamiento sea más equilibrado y saludable.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *