Aprende sobre el comportamiento canino


Entender el comportamiento de tu perro es indispensable para tener una relación muy estrecha con él. Encuentra aquí los mejores consejos de nuestros expertos de Educanino para comprender y corregir las malas conductas de tu peludo.

El significado de algunos de los comportamientos más comunes en perros

Los perros demuestran que están incómodos de diferentes formas como estornudando, bostezando excesivamente, mirándote a los ojos fijamente y poniendo su cuerpo rígido. 

Los movimientos de cola también pueden transmitir varios mensajes sobre el estado de ánimo del perro. Si mueve la cola con euforia es porque está feliz. Si el movimiento es lento significa que está haciendo cauteloso. Cuando tu perro esconde la cola entre sus patas es porque está atemorizado.

Cuando tu perro quiere jugar lo verás muy confiado y cariñoso. Si tu perro se pone enfrente de ti con las patas delanteras estiradas y el trasero alzado es porque está llamando tu atención.

Cuando tu perro te lame está tratando de saludarte y en ocasiones lo que quiera hacer es darte cariño y mostrarte su lealtad. A veces tu perro puede lamerte para llamar tu atención e incluso para tomar restos de alimentos sobre tu ropa o piel.

La agresividad es otro comportamiento que pueden mostrar los perros, pero este es muy negativo y debe ser corregido cuanto antes para evitar accidentes. Si notas que tu perro se inclina hacia delante y que su pelo se eriza es porque seguramente se siente amenazado y está a punto de atacar.

This image has an empty alt attribute; its file name is friendly-smart-basenji-dog-giving-his-paw-close-up-isolated-on-white-1.jpg

Cuatro problemas de comportamiento muy frecuentes en perros

Luego de conocer lo que significan algunos de los comportamientos más comunes en perros, es buena idea que ahora descubras cuáles son los problemas de comportamiento que ocurren con mayor frecuencia en perros de todas las razas.

1. No hacer caso cuando lo llamas:

Puede que tu perro no te haga caso cuando lo llamas porque el paseo por el parque ha terminado y prefiere ignorarte para continuar la diversión. Pero también puede que tu perro simplemente no conozca la señal. Además, si cuando tu perro no te hace caso te acercas a él y lo regañas el animal empezará a asociar la llamada con algo negativo. 

Para corregir este comportamiento puedes comenzar a poner en práctica un ejercicio en el que cada vez que llames a tu perro le entregaras una recompensa. Lo ideal es que realices esta dinámica en diferentes espacios y circunstancias para que empiece asociar el llamado con algo positivo.

2. Hacer las necesidades dentro de casa:

Si tu perro ya no es cachorro y sigue haciendo sus necesidades dentro de la casa puede que sea una forma de manifestar ansiedad. Asimismo, puede tratarse de que el perro aún no ha aprendido dónde y cuándo debe hacer sus necesidades. 

Lo que debes hacer en estos casos es asegurarte de que el perro comprenda en dónde debe hacer sus deposiciones a través de un entrenamiento básico. Por otro lado, debes ayudar a que tu perro no sufra de ansiedad por separación cuando lo dejas solo, para ello tienes que dejar a su alcance sus juguetes favoritos, colocar música o dejar la televisión encendida para que escuche ruidos familiares.

3. Morder los muebles:

Si tu perro destroza los muebles cuando no estás, es probable que lo haga con la intención de jugar. Tu perro no puede distinguir qué objetos de la casa puede morder y cuáles no, a menos que tú se lo enseñes.

Para comenzar a corregir este comportamiento inadecuado en tu perro te recomendamos que antes de salir de casa dejes cubiertas todas las necesidades de tu mascota. También debes dejarle juguetes y cambiarlos cada cierto tiempo para que el perro no se aburra. Además, debes sacarlo al parque o a la plaza a correr y jugar para que pueda quemar energía y cuando te vayas se dedique más a descansar.

Algo más que debes hacer es fijarte en tu perro cuando se acerque a tus muebles, si ves que los muerde debes decirle un rotundo “No” y entregarle sus juguetes y felicitarlo cuando empiece a jugar con ellos.

4. Tirar de la correa:

Si comparas la correa de tu perro con un coche debes entender que la correa nunca debe ser el volante, sino más bien el cinturón de seguridad. La correa solo debe entrar en acción si el animal empieza a actuar de forma descontrolada. La idea de un paseo es que el perro siempre camine junto a su dueño. 

Las razones que llevan a un perro a tirar de la correa son la alegría o el miedo. Si el perro está asustado en la calle y quiere volver a casa tirará de la correa, esto puede suceder porque no ha ocurrido una correcta socialización.

Otra razón muy común es que los perros tiren de la correa al querer ser agresivos con otros perros. Si nunca le has enseñado a tu perro a caminar junto a ti puedes empezar a hacerlo caminando con tu perro y parando de golpe cada vez que se aleje mucho. Cuando el perro recupere la posición correcta puedes recompensarlo.

This image has an empty alt attribute; its file name is closeup-of-french-bulldog-1.jpg

Esperamos que nuestra guía básica sobre el comportamiento canino pueda ayudarte a comprender mejor la forma en cómo tu perro se comunica contigo diariamente y mejorar la manera en como tú te relacionas con él.

Como última recomendación queremos decirte que si tu perro tiene un problema de comportamiento qué consideras realmente grave y está dañando por completo la convivencia entre ustedes, lo mejor es que acudas a los conocimientos de un etólogo canino qué son los profesionales que se especializan en moldear los comportamientos de los perros.